No hay manera de evitarlo, con no menos de diez libros publicados sobre este tema en el 2017, hygge es la nueva tendencia por la que todos se vuelven locos en Dinamarca. Si bien este fenómeno danés del siglo XVIII se aplica al bienestar y crea una vida más feliz en general, también se materializa visualmente en la decoración de los hogares daneses; brevemente, es un santuario acogedor, a la luz de las velas, sereno, simple y para compartir con amigos y familiares. Es por esto que aquí te dejamos 12 ideas de decoración inspiradoras para agregar hygge en tu hogar y tener un estilo de vida más feliz y saludable.

Mantén tu hogar puro y simple

No utilices esquemas de colores llamativos o “fuertes”, la idea es crear un espacio sereno, pacífico y libre de desorden. Los esquemas deben ser puramente monocromos o una sutil mezcla de tonos armoniosos.

Enciende muchas velas

Los daneses encienden más velas que en cualquier otro lugar de Europa, ¿A qué crees que se deba esto? El brillo cálido de una vela simplemente no puede ser remplazado por la iluminación artificial; se trata de crear una atmósfera acogedora y desarrollar una forma de luz suave y amable que es perfecta para relajarse y socializar, dos cosas que los daneses hacen muy bien y que todos deberíamos poner en práctica. Asegúrate de que las velas sean blancas y sin perfume, los daneses son puristas después de todo.

Enciende velas en tu hogar

Quédate en tu cama

No hay nada mejor, o más re confortable, que pasar una o dos horas más en la cama. Afortunadamente hygge fomenta este concepto, ya sea disfrutando de una larga siesta, leyendo el periódico por la mañana o tomando el desayuno en cama. Crea un espacio acogedor con una bonita cama de diseño (de preferencia una cama tapizada y acolchada) y muchas capas: apila colchas, mantas y almohadas para relajarte.

Descansa en tu cama

Crea un “hyggerkorg” o rinconcito de descanso

Cada hogar debe tener un pequeño rincón acogedor para relajarse, preferiblemente un asiento junto a tu ventana con vistas a la naturaleza. Agrega capas de cojines y mantas y disfruta de una tarde de paz y tranquilidad con un buen libro.

Crea un rincón de descanso en tu hogar

Enciende el fuego

Acurrucarse alrededor de una chimenea con familiares y amigos es, definitivamente, parte de la cultura danesa. Aunque en México no suele hace mucho frio, siempre hay temporadas en las que nos apetecerá muchísimo ponernos junto a la chimenea, aprovecha estos momentos.

Introduce texturas

Los daneses utilizan una mezcla de materiales y patrones como una manera de agregar carácter e interés a lo que de otro modo sería un esquema relativamente minimalista. Tienden a introducir muchos materiales cálidos y naturales, como madera, cuero y lana. Utiliza una paleta de colores compacta para evitar un choque que distraiga demasiado.

Mesa modelo Elche cubierta de cristal madera viva

Consigue hygge con amigos y familiares

Uno de los conceptos más importantes de hygge es reunirse con amigos cercanos y seres queridos en un ambiente relajado. Piensa en una cena menos formal, reúne a tus amigos con una buena botella de vino y un par de cervezas acompañados de abundante comida reconfortante y pasteles caseros. No busques excusas para reunir a tus seres queridos, créalas.

Lleva hygge al exterior

Aunque hygge generalmente se asocia con los meses de invierno más fríos, eso no impide que los daneses disfruten del aire libre. Reúne a tus amigos en el jardín de tu hogar alrededor de una fogata o brasero y rodea el espacio con mantas, cojines y linternas. Termina con un chocolate caliente o un rico té. Hygge no es solo para el invierno, un día dedicado para un picnic en el parque o una carnita asada en tu casa es igual de saludable.

Decora el patio de tu hogar al estilo hygge

Destierra el desorden

Existe una sola razón por la que Marie Kondo ha vendido millones de copias de sus libros referentes a la organización. Esto es debido a que a todos nos gusta vivir en un espacio organizado y sin desorden. Hygge hace mucho énfasis en esto ya que a los daneses no les gusta vivir en un lugar que no está ordenado. Invierte en soluciones para esconder el caos visual no deseado y crea un espacio sereno y de relajación.

Muestra recuerdos preciados

Hygge tiene mucho que ver con crear un ambiente de felicidad, por lo tanto ¿Qué mejor manera de exhibir creativamente todas tus fotos familiares, artículos de tus viajes, grabados y pinturas?

Crea un santuario estilo spa

En lugar de bañarte con prisa todas las mañanas para ir a trabajar, asegúrate de que, por lo menos una vez a la semana, tu baño sea un lugar para descansar y rejuvenecerte. La tendencia de los baños estilo spa están en aumento, asegúrate de tener una bonita tina donde tomar un buen baño relajante y, ¿por qué no?, un pequeño sauna en tu baño. No hay nada más relajante que sumergirte en un baño caliente. Invierte en velas, batas de baño suaves, almacenamiento inteligente, buena iluminación e incluso un buen sistema de sonido para que la experiencia sea lo más relajante posible.

Bañera decorativa para baño

Conserva los objetos viejos e imperfectos

Los daneses odian el desperdicio, así que reutiliza y recicla los objetos siempre que puedas: sé creativo reciclando piezas antiguas de muebles o encuentra nuevos usos para objetos viejos. Lo bueno de hygge es que nada tiene que ser perfecto; se trata más del sentimentalismo a ese antiguo sillón que partencia a tus padres, por ejemplo, que de comprar solamente muebles nuevos.

Y tú, ¿qué piensas de hygge? ¿Te gustaría implementarlo en tu hogar? Déjanos tus comentarios aquí abajo.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento. ¡Escribe el primero!

¡Escribe un comentario!

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestro aviso de privacidad