No existe la fórmula perfecta sobre cómo criar mejor a nuestros niños. De hecho, ¡existen más de 60,000 títulos de libros en la categoría “Padres de familia” solo en Amazon!.

Pero mientras muchos de esos libros (y sus autores) serán olvidados con el paso de los años, algunos pueden superar la prueba del tiempo. Una de esas teorías que ha durado por muchos años es la creada por la Dra. María Montessori.

¿QUÉ ES LA METODOLOGÍA MONTESSORI?

La metodología Montessori se enfoca principalmente en la educación. Sin embargo, existen principios de la teoría Montessori que pueden ser aplicados al cuidado de los pequeños en general, e incluso a los espacios en los que los niños pasan el tiempo – Incluido el hogar. Por ejemplo, la metodología Montessori anima a padres y profesores a inculcar independencia en los niños proveyendo los espacios con cosas proporcionales a su medida, como repisas bajas y distintas medidas de sillas y mesas. Los niños deben ser capaces de tomar sus objetos de las estanterías u otros sitios y después regresarlos a su sitio sin ayuda de un adulto.

Estos principios también deben aplicarse en la habitación del niño. Todo en su dormitorio debería estar a la altura del pequeño. Esto incluye el mobiliario, ropa, libros, juguetes y trabajo.

¿Te preguntas cómo se verá una habitación con estilo Montessori? Aquí tienes una imagen que te puede ayudar a tener una idea.

How we Montessori Todder Room (18 months to three years)

LA CAMA MONTESSORI

 La gran diferencia entre la enseñanza tradicional y la Montessori es que esta última no recomienda una cuna para los pequeños. En la educación Montessori, el bebé o niño debe dormir en una cama a nivel del suelo. Para lograr esto puedes adquirir una bonita cama de madera estilo Montessori; también puedes optar por la opción económica y elegir la opción buena, bonita y barata colocando el colchón directamente en el suelo. ¡Las dos serán opciones perfectas para inculcar la metodología!

La idea detrás de la cama Montessori es seguir los principios de la metodología: los pequeños deben tener  libertad de movimiento, y deben de ser capaces de entrar y salir de su cama y moverse por su habitación sin correr ningún peligro. Es por esta razón que una cama a nivel de suelo es mejor que una cuna tradicional según Montessori, ya que las cunas limitan los movimientos de los bebés y su independencia.  Los padres que practican la mentalidad Montessori suelen dormir a sus bebés en un Moisés cuando son recién nacidos, y a partir de los 2 meses o un poco más suelen cambiarlos a su cama piso.

Camita estilo Tipi Madera VIVA - Montessori

¿REALMENTE FUNCIONAN LAS CAMAS PISO ESTILO MONTESSORI?

Si no estás familiarizado con la metodología Montessori, la idea de tener una cama en el suelo puede parecerte sorprendente. Muchos de nosotros en México hemos crecido viendo y pensando que los bebés deben dormir en una cuna y que solamente deben dormir en camas una vez cumplen un par de añitos, por lo que nos puede parecer difícil de entender el hecho de colocar a un bebé en un colchón sobre el suelo.

Seguramente esto también te crea incertidumbres como “¿Son las camas Montessori seguras? o ¿Los bebés realmente se duermen en estas camitas o están deambulando todo el tiempo por la habitación?”.

Es importante notar que, si tu idea es utilizar camas estilo Montessori, deberás acondicionar primero la habitación para que sea un espacio libre de peligros. Esto significa ponerse a la altura de un niño (ej. Gatear en la habitación si es necesario) y revisar todos los posibles peligros que podrían lastimar a tu bebé o niño. Una vez revisada la habitación y eliminados los posibles riesgos podrás darle a tu bebé la libertad de utilizar su nueva cama estilo Montessori.

LAS CAMAS MONTESSORI FUNCIONAN BIEN PARA MUCHOS NIÑOS, PERO NO PARA TODOS…

Al igual que muchas otras cosas en esta vida, contestando a la pregunta de si los niños realmente dormirán en su cama Montessori o pasarán el tiempo jugando por la habitación, esto dependerá solo y únicamente de tu bebé. Muchos padres no tienen ningún problema al usar este tipo de camitas para bebé, pero no es raro encontrar otros casos de niños que salen y entran toda la noche y durante la siesta de su camita.

Un bebé que es “bueno” para dormir, que suele seguir una rutina de dormir y comer sin problemas y que suele ser tranquilo por naturaleza seguramente lo hará muy bien en una camita a nivel de suelo desde una edad muy temprana. Bebés con estas características no suelen aprovechar que no hay ninguna barrera que los detenga para salir de cama, sino que suelen quedarse en la cama durante períodos prolongados e incluso ir a cama por si mismos cuando se sienten cansados.

Al contrario, un niño que suele despertar mucho por las noches y tener siestas irregulares, y que además sea un bebé con mucha energía o que se distrae fácilmente es posible que no se adapte muy bien a una cama estilo Montessori.

¿Has tenido alguna experiencia con la metodología Montessori? ¿Has utilizado las camitas a nivel de suelo? Nos encantaría que nos contarás tu experiencia en la sección de comentarios.

Comentarios (1)

    • Roberto Sánchez
    • 2019-08-23 12:11:57
    Gracias por la información Madera VIVA. Me parece muy útil.

¡Escribe un comentario!

Producto añadido a tu lista de deseos
Producto añadido para comparar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestro aviso de privacidad